QUE BUENO QUE VINISTE!



martes, 4 de noviembre de 2008

Mi Ferretería

Mi ferretería es la mejor del mundo. Tiene absolutamente TODO a la vista. Es increíble, la tiene que haber armado un equipo de diseñadores, ingenieros y escaparatistas, porque una persona normal no puede ingeniárselas para poner TODO a la vista. Necesitás una tapa de inodoro? Está a la vista. Necesitas cable de acero? Está a la vista, con las distintas medidas. Necesitás una L para un estante? Si, a la vista. Cada vez que voy digo: No, esto seguro lo tienen en el fondo... Y NO! Es tremenda. La foto se las debo, me da un poco de verguenza pedirles y por otra parte tendrían que ser 200 fotos para mostrar el detalle, asi que les dejo la dirección y cuando estén por la zona entran y se fijan:

"Ferretería Moro, Tiene Todo"

F. Lacroze 3037 (entre Zapiola y Freire)
4555-6730.



"En esta casa no conocemos el tamaño del agujero que usted imagina. Tampoco de qué largo lo necesita ni el espesor para que entre.
Tenemos muy mala vista por lo que las medidas "Asi" nunca coinciden.
No conocemos la altura del techo de su casa ni del armario ni del tanque.
La lija raya, el tamaño de esas rayas depende de su grosor, no conocemos qué rayas le gustan.
El cable tiene espesores, a mayor consumo mayor espesor, para asegurarse siempre pida más espesor del que puede consumir.
Los enchufes son todos de tres patas tanto machos como hembras aunque muchos prefieran las de dos patas.
Los tornillos en sus distintas clases no siempre necesitan una tuerca.
Las tuercas siempre necesitan un tornillo.
Aquí conseguimos el tornillo a su tuerca.

Los trabajos de adivinación se cobran aparte.
Se realizan de 7 a 8 de la mañana, saque turno.

Con cariño y respeto, tu ferretería Moro."

Reglas que se pueden aplicar a la vida misma, no?

10 respuestas:

BLUEKITTY dijo...

No sé si soy yo la que estoy pensando mal ...

sin comentarios ;P

PUNK! dijo...

Ya me subo al auto con los hijos y lo vamos a saludar, a este Moro ferretero tuyo, tan cariñoso y respetuoso como ya no los hay!

Andreievna dijo...

Y bueno, como mujer debo decir que (además de también haber pensado mal), NECESITO esos servicios de adivinación cuando voy a una ferretería, así como a un mecánico, albañil o lo que sea de ese "rubro tradicionalmente masculino".

Buenisima tu ferretería, yo tengo mi verdulero creativo, pero eso es más común

El inconsistente dijo...

Ferretería Moro! Un clásico del barrio

Ahora soy más habitué de la que está en Freire yendo para Elcano. No recuerdo el nombre

La ubicás?

Psicologa con problemas dijo...

ese cartel y HOY NO SE FIA; MAÑANA TAMPOCO
son igual de mersas!

O POR FAVOR PAGUE CON MONEDAS:::


un negocio kon este tipo de carteles merece FUNDIRSE

tucuMALA

Tomás en Shorts dijo...

un capo el chabón


y un capo vos si vas muy seguido a la ferreteria a comprar cosas para arreglar otras cosas.
Yo no voy ni de casualidad. Hace poco fui a comprar un alambre y tansa y me sentí el más macho del mundo

Dorian dijo...

me mató el cartelito... es increíble. A mi ferretero le terminé vendiendo un sitio para que venda online sus ferreteadas, pero también tiene tremendo quilombo de cosas a la vista.

Franky dijo...

Kitty: Ehh! Está hablando de tornillos nomas!

Punk!: Vaya tranquila, van a atenderla muy bien y sus hijos se van a maravillar.

Andreievna: Qué hace tu verdulero? Me dio intriga!

Inco: No la conozco porque esta me queda antes. Decís que es mejor??

Pisco: No me compare esos dos carteles! Ahora sí que le hace honor a su nombre, tucumalísima!

Tomás: Capanga total el chabón. En cuanto a mí, me gusta arreglar cosas, pero lo que más me gusta es ir a comprar a la ferretería, por eso cuando veo algo raro en casa digo me pego una escapada y seguro encuentro algo.

Dorian: Pasá la dirección!

El inconsistente dijo...

La ferreteria es más grande. No siempre lo más grande es mejor

Bah, eso dicen

Andrea dijo...

Poesía pura lo del chabón.

Me hace acordar al lugar donde me depilo. Es un departamento new age en Coronel Diaz y Santa Fe, lleno de angelitos, budas, libros de autoayuda y fuentecitas de agua eléctricas. Y mires para donde mires hay una planta, y al lado de la planta, un cartelito que reza distintas cosas, desde aforismos como "uno puede obrar y errar, pero no obrar es un error mayor", hasta instrucciones como "no se permite hombres en la sala de espera, a menos que vengan a depilarse", o "la depiladora no tiene la obligación de charlarle, no la presione". Y lo atiende una señora con el pelo ralo y platinado, que no tiene voz, como si tuviera una disfonía crónica como Don Corleone, que cuando te ve, te abraza y siempre te descuenta dos o tres pesos.Todo muy misterioso.