QUE BUENO QUE VINISTE!



sábado, 16 de enero de 2010

Están hablando del Faso!!! (Y de otras cosas)

En 1985, el ejército mexicano abrió un museo de la droga, que ocupaba un cuarto y donde se exhibían distintas muestras de sustancias ilegales. Hoy ocupa todo un pabellón del que vendría a ser el pentágono mexicano, y según el Washington Post, sus curadores piden más espacio porque no dan abasto con las cosas que quieren exhibir.

Actualmente el museo cuenta no sólo con muestras, sino, como cualquier museo, tiene reproducciones, dioramas, maquetas, láminas, y todo tipo de cosas relacionadas con el mundo de la droga y el narcotráfico. Desde pipas hasta revólveres confiscados, pasando por complejos mapas que trazan las rutas más comunes del contrabando, hasta reproducciones de altares fanáticos construidos en honor a narcos legendarios, y muestras de todo tipo de lugares donde se esconde droga para cruzar las fronteras.

Lo único malo es que el museo es privado, y a él sólo pueden acceder oficiales del ejército, policía, fuerzas especiales, etc. BUUUUUU! Son medio bobina, porque seguro que si lo abren al público podrían:
a)Recaudar un buen dinero.
b) Arrestar a un montón de drogadictos que irían a babearse.

Es obvio, pero bueno, ya todos sabemos que el ejercito mexicano no se destaca precisamente por su inteligencia. Y si no lo sabían, bueno, ahora ya lo saben.

Así que los invito a darse una vuelta, aunque sea virtual, por los pasillos de este museo del exceso. Aquí una pequeña muestra, hay como 20 fotos más en el artículo original de Washington Post, que también contiene mucha otra data, como por ejemplo que los narcos tienen su propia linea de indumentaria y su propia flota de submarinos.










Artículo entero, acá (en inglés, pero igual valen la pena las fotos).

6 respuestas:

Andreievna dijo...

La verdad que sería un atractivo turístico tremendo. Y a la salida podrían ofrecer viajes de peyote, ayahuasca y otras yerbas y tenés el paquete completo susceptible de ser cobrado en euros.

Ajenjo dijo...

Existe, bastante lejos de Mexico, en Amsterdam, el Hash Marihuana Hemp Museum, abierto al público, y hasta tiene, como casi todos los museos del mundo, un gift shop donde comprar desde mugs para el desayuno hasta una pipa del tamaño de un clarinete, libros de recetas de cocina con marihuana, remeras, artesanías hechas con fibras del tallo de la marihuana, arguilles y todo tipo de cotillón fumón. Lindo ejemplo para los mexicanos que tienen un museo enorme vedado al público.

Y mu remera del HMH Museum es una maza. Ya tiene 10 añitos y está relativamente nueva. Demás está decir que la cuido como si se tratara de un traje Armani.

slds

Hermana de SDU-7 dijo...

Me compro un disfraz de policía o gendarme y me meto. MUEAJOEOAEOEJOEOEJAOAJEOAEJOEAJOEAJEAOEAJO

(?????)

La Criatura dijo...

ya mismo me voy a comprar esa camisa

Vieja de Hermana y Ratón dijo...

Ayyy, qué liiiindoooo!!
Ya tengo el paseíto perfecto para el finde.
Hermana: no te olvides de conseguir ropa para los seis y algo para que las gatifas se parezcan a algún animalejo feroz que ataque fumancheros.
nos vamos de joda!!!
IUPIIIII!!!!!!
Gracias Franky, yo sabía que no nos ibas a defraudar!

Franky dijo...

Andre: Totalmente. Y ni que hablar si se legaliza, el país sale de la crisis y nos vamos para el primer mundo! Digo, si lo hacemos aca en argentina...

Ajen: No jodas, me lo perdí!!! Lo que sí guardé de recuerdo de ese viaje es la "smoker's guide", una especie de guía T con mapas de todos los coffee shops, y diversa info sobre la ciudad y el faso combinada. Yo igual no probé nada, pero es un documento muy interesante, claro está.

Hermana: Guarda que te va a leer la vieja de hermana y ratón y te va a armar quilombo!

Criaturita: Va sólo si te colgas esas tremendas cadenas también, eh?

Vieja: Qué madre más moderna, usted es todo un ejemplo de la maternidad del futuro!